Páginas

domingo, 31 de marzo de 2013

D. Alonso Suárez del Sauce. Obispo de Jaén


Cadáver momificado de D. Alonso
Suárez del Sauce. Obispo de Jaén

D. Alonso Suárez del Sauce, nació en Fuente Sauz, Ávila. Desempeño los cargos de obispo de Mondoñedo en 1493, obispo de Lugo de 1494 a 1500 y por ultimo obispo de Jaén de 1500 hasta la fecha de su muerte el 5 de Noviembre de 1520.
Durante su mandato como responsable de la diócesis de Jaén, mando construir y sufrago numerosas edificaciones, entre las que podemos encontrar, la iglesia de la Encarnación en Bailen, el Puente del Obispo
sobre el rió Guadalquivir, en el término de Begijar, la Capilla en honor a la Virgen María en el Puente del Obispo, la portada de la Iglesia de San Ildefonso en Jaén, Capilla Mayor de la Catedral de Jaén, fachada principal de la Iglesia de San Pedro en Sabiote, Sillería del coro de la Catedral de Jaén, la portada de la Iglesia de la Asunción de Villacarrillo y la construcción del palacio episcopal de Begijar.
Un halo de misterio siempre a rodeado la figura de este obispo, por lo que nunca parecía acabarse  los fondos para sufragar dichas construcciones, en un periodo de tiempo tan pequeño, por este motivo hay quien afirma que descubrió el secreto de la Mesa de Salomón (tema que abordaremos en otra ocasión).

A su muerte fue enterrado en la Capilla Mayor de la Catedral como deseo él, Mas tarde en 1635, sus restos fueron trasladados a la sacristía provisionalmente, mientras se llevaban cabo los trabajos de demolición y construcción de la nueva Catedral. Una vez terminados estos trabajos, por decisión del Cabildo, iba a ser enterrado, el cuerpo momificado del obispo, en el coro de la Catedral, como entendía el Cabildo que le correspondía al igual que sus precedentes. Contó desde el primer momento con la negativa de la familia, la cual quería que se respetase el deseo de D. Alonso. Iniciándose un pleito entre el Cabildo y la familia, se llego a un acuerdo, el cual la familia debería entregar al cabildo una ofrenda anual y si el Cabildo lo aceptaba el cuerpo seria enterrado en la Capilla Mayor. Pasaron varios siglos y el Cabildo año tras año rechazaba esta ofrenda, mientras los restos de D. Alonso permanecían en una cajonera de la Capilla Mayor situada en el lado izquierda de esta.




En el año 2001, se inhumaron los restos y por fin se le dieron enterramiento en la Capilla Mayor, después de casi 400 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada